Los planes de Mr. Alejo

Sobre las conversaciones que teníamos en 2003, el contenido del placard de mis nietos y las rarezas de los extranjeros

A una semana de ponerme de novia con Mr. Alejo, cuando todavía no tenía claro si era argentino de formación español o español deformación argentino, tuvimos una conversación. Él usaba un acento, ropa y vocablos que no correspondían al país en el que vivíamos (ahora que lo pienso, esa oración sigue vigente), y quizás fue por eso que no se me antojó tan extraño.

En nuestras conversaciones interminables, ya habíamos agotado el tema de las películas favoritas (Matrix y Náufrago, respectivamente) y muchas veces la batería del teléfono inalámbrico de mi casa de Mercedes.

Dos aclaraciones: un teléfono inalámbrico es un celular desproporcionado y de plástico, que solo funciona en la cercanía de base-cargador, cuya batería dura unas cuantas horas y que solo sirve para hacer llamadas. Todavía existen.

Matrix y Náufrago. No tengo nada que aclarar, siguen siendo nuestras películas favoritas.

La conversación: un día, Mr. Alejo decidió contarme sus planes post-mortem. Dijo que él planeaba vivir hasta los 120 años (en su mente, él hace un plan y listo, se cumple). Le conté que mi tatarabuelo había vivido hasta los 102 y me aprobó genéticamente para ser la portadora de su prole. Pero no se detuvo en su longevidad, también me dijo que quería que lo embalsamen. Y no en posición descanso de líder supremo, al estilo Lenin, él quería que lo pusieran en posición sentado y con una mano saludando. Y que lo guardaran en el placard para sacarlo en las reuniones familiares.

Pasado el shock inicial (muy tamizado por el enamoramiento juvenil), lo acepté como una rareza más y no le di importancia. Pero el plan post-mortem volvió a salir desde aquel verano de 2003. Y ahora, cada vez que Mr. Alejo cumple años (ayer cumplió 40) siento que estamos un paso más cerca de su versión embalsamada y presidiendo la mesa de Navidad del 2101.

Yo no estaré para verlo, pero quizás algún día tenga el honor de ser el mejor adorno de Halloween de la cuadra. Espero que el embalsamador le ponga una capa de barniz para exteriores, por si mis nietos se lo olvidan afuera. "Entren al abuelo!"

Feliz Cumple, Mr. Alejo! Te ❤️